«Europa 51 » de 1952 dirigida por Roberto Rossellini

Continuando con mi  ciclo particular de Roberto Rosselini,, una vez finalizada la llamada «Trilogía Neorrealista o Trilogía de la Guerra», y  tras la película de transición L’Amore (1948) (con Anna Magnani), llegamos a la denominada «Trilogía de Ingrid» y dentro de la misma hoy traigo «Europa 51 » de 1952
En ella un rico matrimonio estadounidense, lleva una vida burguesa en Roma, frívola y superficial , ajenos a los esfuerzos que realiza buena parte de la población romana, por sobrevivir a las penurias de la post guerra.
Su hijo de apenas doce años ( la misma que Edmund Kolher. en Alemania Año Cero) , goza de todos los privilegios y caprichos de su clase , salvo por la sobreprotección de su madre que no quiere enviarlo a un colegio y , al mismo tiempo , la falta de atención de la misma hacia él. 
 
En los primeros minutos de película, se respira la profunda triteza e infelicidad del niño que, en su desesperación, se suicida . 
 
Paralelamente , Rossellini nos sitúa en el contexto político de los años cincuenta, donde el enfrentamiento entre los dos grandes bloques mundiales ya era una realidad y se había iniciado la guerra fría con un esclada de hostilidades entre el capitalismo occidental y el sistema comunista del bloque soviético.
 
Irene Girard (Ingrid Bergman) cae enferma de dolor y remordimiento, por no haber sido capaz de dedicarle más atención a su hijo fallecido ( de nuevo, la muerte de un niño y el profundo dolor de los padre, al igual que Rossellini que perdió a su hijo de nueve años en 1946) .
 
En busca de redención para su profunda tristeza y pesar, Irene comienza a visitar los barrios pobres de la ciudad y toma consciencia de la vida tan vacía y sinsentido, llegando a odiar su pasado y todo lo que forma parte de él. 
 
Rossellini, aprovecha para mostrarnos el mundo obrero de Roma, las fábricas de horarios interminables y nulas condiciones . En una situación de casi esclavitud, llega a expresar Irene poseedora de una nueva consciencia social, trabajadoras encadenadas a las máquinas. Por otra parte, en el reverso está el personaje de Giulietta Masina, pobre y abandonada pero llena de vida y  positivismo . Se dedica a recoger y cobijar a todos los niños abanados en unas calles aún destruidas o a medio reconstruir. Una vida pobre, pero llena de amor.
 
Irene ( Bergman) decide abandonar su hogar y su vida pasada, para entregarse al amor que siente por los más necesitados. Un amor hacia los demás sin condiciones, tal y como son, con sus defectos y miserias. Un camino desconocido hasta ese momento para ella, que le permitirá alcanzar la felicidad
 
Al parecer , la idea surgió durante el rodaje de «San Francisco, juglar de Dios» en 1950. Alguien del equipo apuntó: 

«si hoy viviese San Francisco, la sociedad lo tomaría por un loco» 

 
Efectivamente, los distintos poderes fácticos que rodean a Irene, no comprenden sus ideales, pensando que tal vez se haya convertido en una comunista o quiera abrazar la fe ingresando en un convento. 
 
Me parece el film más político de Rossellini,  que desde los inicios de su estilo neorrealista, quiso acercarse a la realidad social del pueblo, más desde una perspectiva religiosa y poética que sociopolítica
 
La interpretación de Ingrid Bergman, es soberbia . El contraste que consigue con su elegante caminar y forma de vestir, su rostro sereno y bellísimo, contrasta con con los rostros de los suburbios pobres, personajes harapientos , de vulgares formas y rostros curtidos.
 
La sociedad de la post guerra no iba a premitir la existencia de un personaje esencialmente buenos y generoso. Una obra imprescindible!!
 
Ingrid Bergman como Irene Girard
El profundo dolor de Irene por ver a su hijo postrado
Buenos propósitos que llegan tarde
La transformación de Irene y su nueva conciencia social
Maravillosa Giulietta Masina
Todos desconfían de la nueva Irene
Solo sus pobres necesitados, parecen corresponder a su amor

 

Soberbia Ingrid Bergman
 

FICHA TÉCNICA: 
 

Director: Roberto Rosselini
Guión : Roberto Rossellini, Sandro De Feo, Mario Pannunzio, Ivo Perilli, Brunello Rondi

Fotografía: Aldo Tonti (B&W)
Música: Renzo Rossellini

Productora: Ponti-De Laurentiis Cinematografica
Reparto: Ingrid Bergman, Alexander Knox, Ettore Giannini, Teresa Pellati, Giulietta Masina, Marcella Rovena, Tina Perna, Sandro Franchina, Giancarlo Vogorelli, Maria Zanoli 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.