«Fresas salvajes» de 1957 dirigida por Ingmar Bergman

«Si me siento preocupado o triste durante el día, tengo el hábito de recordar escenas de la infancia para calmarme» Isak Borg 

En mi cine hasta el amanecer hoy traigo «Fresas salvajes» de Ingmar Bergman. Existen películas que olvidas al poco tiempo y otras que, cada vez que las vuelves a ver, te sugieren un sinfín de nuevas lecturas y emociones.

Es lo que me sucede con todas las películas de Bergman en general y con ésta en particular. También me ha ayudado a verla con otra mirada, el descubrimiento del cine del director Victor Sjöström, convertido por Bergman en el Doctor Isak Borg.

«Fresas salvajes» (Wild Strawberries) que sigue siendo la película con mayor éxito de Bergman en términos de los numerosos premios recibidos que estableció firmemente la reputación de Bergman como cineasta en el escenario internacional. El invierno de 1956-1957 fue un tiempo de trabajo intenso y fructífero para Bergman. El verano estuvo dedicado a The Seventh Seal, seguido de tres producciones en el Malmö City Theatre. Pero su salud general era pobre. Cuando se acercaba la primavera fue ingresado en el Hospital Universitario Karolinska de Estocolmo, donde permaneció durante casi dos meses para observación general y tratamiento «. Fue durante este período que escribió el guión de Wild Strawberries.

En un viaje a Dalarna durante el otoño de 1956 cuando se detuvo en Uppsala en la casa de su abuela, le sobrevino un sentimiento particular: imagínese si la vieja cocinera Lalla abriera la puerta, tal como lo había hecho tantas veces antes. “Entonces me llamó la atención: ¿y si hago una película de alguien que llega, perfectamente realista, y de repente abro una puerta y me adentro en su infancia? Y luego abriendo otra puerta y saliendo a la realidad otra vez? ¿Y luego caminar por la esquina de la calle y entrar en algún otro período de su vida, y todo sigue vivo y sigue como antes? Ese fue el verdadero punto de partida de Wild Strawberries” Es una de las pocas películas en las que las fuentes de inspiración y los préstamos creativos de Bergman son más claramente discernibles, de hecho se señalaron en una de las pocas críticas negativas que recibió, criticando la película por demasiadas referencias literarias y una falta de originalidad.

Las influencias de August Strindberg, escritor y dramaturgo sueco considerado como uno de los escritores más importantes de Suecia, son evidentes en esta película de Bergman. El enemigo acérrimo de Strindberg, Henrik Ibsen (dramaturgo noruego), también parece haber tenido una influencia clave en la película, a través de su obra “ Peer Gynt” que Bergman había producido justo antes de escribir el guión de la película. Como el héroe epónimo de esa obra, Isak en Wild Strawberries hace un balance de su vida.

Una influencia cinematográfica obvia es «La carreta fantasma» de 1921 dirigida pos Sjöström, la película que, según Bergman, era: la película de todas las películas. «La vi por primera vez cuando tenía quince años; hasta el día de hoy la veo al menos una vez cada verano, ya sea solo o en compañía de gente más joven” Como de costumbre, Bergman se presenta con sus propios detalles biográficos, como en este caso su relación con sus padres, una relación particularmente problemática en torno a este período: «Traté de ponerme en el lugar de mi padre y busqué explicaciones para el amargas disputas con mi madre. […] Isak Borg es igual a mí. Simple y fácil. Creé un personaje que, en el exterior, se parecía a mi padre, pero fui yo, desde el principio “

Isak Borg, es un médico viudo y profesor universitario. Aunque se encuentra retirado, debe asistir a su Universidad, para la entrega de medallas con motivo de su Doctorado Jubilar. Aunque tenía previsto trasladarse de Estocolmo a Lund en avión, ciertos sueños inquietantes, hacen que cambie de opinión y decide realizar el viaje en coche. Casualmente su nuera Marianne (Ingrid Thulin), que se encuentra pasando unos días en su casa, lo acompañará en el viaje para reencontrarse con su marido Evald en Lund.

El primer sueño de Isak, es un claro homenaje de Bergman al maestro Sjölström y a su película «La carreta fantasma» de 1921, una carreta que recoge las almas de los muertos, y en la cual Isak se ve a sí mismo, ya cadaver, en un ataud. Los relojes sin manecillas, las calles desconocidas y un ser humano sin rostro, completan un sueño que parece un mensaje a Isak, sobre próximo fin de su vida.

El viaje en coche se convierte en una suerte de road movie existencial, repleta de confidencias y recuerdos. A modo de flash-backs, Isak recuerda su feliz infancia, cuando se detiene a visitar la casa familiar, el amor que sentía por su prima Sara (Bibi Andersson) y visualiza la fría relación con su fallecida esposa Karen, que lo odiaba y además tenía un amante.

Durante el camino, Bergman, va incorporando nuevos personajes que permiten a Isak reflexionar sobre su existencia, de arrepentirse por haber sacrificado su vida personal, a cambio de una mejor posición social y siente la necesidad de pedir perdón por los errores comentidos.

Es realmente eficaz la capacidad de Bergman, para eliminar las barreras cronológicas y espaciales. Consigue que el profesor no solo pueda parar el tiempo y sumergirse en sus recuerdos, sino que también elimina el concepto espacial, situando al anciano doctor junto al recuerdo de su joven amada Sara en un mismo plano.

Las conversaciones con su nuera Marianne, con una magnífica Ingrid Thulin, que comienzan en un tono claramente defensivo, se van conviertiendo en comprensión y empatía hacia ella, al comprender que su hijo es igual que él y que fracasará en su vida amorosa, inmerso en sus proyectos profesionales y sueños de grandeza.

A lo largo de la película, el viejo profesor Isak Borg ( IB) encontrará la paz interior, en un análisis autocríco y devastador, que le conduce a la convicción de que su vida podría haber sido mucho más enriquecedora si la hubiese llenado de afectos y pasiones.

La carreta que transporta su propio ataud
El tiempo se acaba, varios relojes sin manecillas son lo recuerda
Victor Sjölström  como Isak Borg e Ingrid Thulin como Marianne
Recuerdos del viejo profesor y las fresas salvajes
El viejo profesor, compartiendo plano con su joven amor Sara, interpretado por Bibi Andersson
Jóvenes que comparten una parte del viaje y que permiten a Bergman introducir nuevos conceptos
Las dificultades matrimoniales entre Evald y Marianne

 

Victror Sjöström e Ingmar Bergman en un alto del rodaje

TRAILER DE FRESAS SALVAJES: 

FICHA TÉCNICA: 

Director: Ingmar Bergman

Guión : Ingmar Bergman

FotografíaGunnar Fischer (B&W)

 

Música: Erik Nordgren

Productora: Svensk Filmindustri
Reparto: Victor Sjöström, Bibi Andersson, Ingrid Thulin, Gunnar Bjösrnstrand, Folke Sundquist, Max Von Sydow. 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.