El Traidor: La Mafia en un grupo delictivo de ignorantes zafios

El veterano director italiano Marco Bellocchio, de 80 años y 55 de carrera profesional presentó en el pasado Festival de Cannes su proyecto más ambicioso de los últimos 10 años, Il traditore (2019) donde narra 20 años de la vida de Tommaso Buscetta, uno de los primeros mafiosos italianos en convertirse en un “pentito” y gracias a sus declaraciones se enjuiciaron a 366 integrantes de la Cosa Nostra, que incluso llevó ante los tribunales al todopoderoso Giulio Andreotti.

La película comienza en 1980 celebrando la fiesta de Santa Rosalía, patrona de Palermo, nos muestra cómo se festeja la paz entre la vieja mafia palermitana y la nueva mafia corleonesa en un ambiente recargado y decadente que hace visible la violencia que está por llegar.

En aquel momento Palermo se erigía como la capital mundial de la heroína y pronto comenzaría una guerra entre mafias por el control de la droga. Buscetta, aunque es solo un soldado de base, cuenta con grandes amistades entre la directiva de la mafia palermitana, huído a Brasil en un permiso penitenciario, asiste a dicha fiesta con su tercera mujer y algunos de sus 8 hijos. Aunque se supone que en la fiesta se pacta una tregua,  pronto comienzan las traiciones y asiste impotente desde Brasil al asesinato de varios miembros de su familia.

Cómo ya me sucediera con películas como Gomorra (2008) de Matteo Garrone o Calabria, Mafia del Sur (Anime Nere, 2014) dirigida por Francesco Munzi, el realismo que transpiran las imágenes y la veracidad de los personajes, formada por un regimiento de chusma sin escrúpulos, un conjunto de ignorantes zafios y, en muchos casos, auténticos psicópatas inmunes al dolor ajeno, me resultan realidades estremecedoras, mucho más que las historias de mafiosos a la americana, de gran calidad cinematográfica pero menos próximas.

Buscetta, interpretado maravillosamente por Pierfrancesco Favino, asqueado ante la nueva Cosa Nostra, que no dudaba en asesinar a los hijos, esposas y familiares en sexto grado, que nada tenían que ver con la organización, rompió la “omertá” el juramento de silencio y  se convertiría en el primer gran confidente, estableciendo una relación el juez Falcone de carácter personal y que junto al juez Borsellino, fueron dos grandes símbolos italianos de lucha contra la mafia, siendo ambos asesinados por ella. La recreación del llamado Maxiproceso que realiza Bellocchio es extraordinaria, un circo de alimañas que intentaron reventar el proceso y deslegitimar los tribunales de justicia.

La película representará a Italia en los Oscar de 2020 y obtuvo una gran ovación en el pasado Festival de Cannes y es muy recomendable, por su narrativa, su contenido y su banda sonora que es espectacular

Ficha Técnica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.