Anna Magnani: Una mujer volcánica y poco convencional

Ampliamente considerada como una de las mejores actrices del cine italiano y mundial, Anna Magnani (1908-1973) era conocida por sus actuaciones volcánicas y sus interpretaciones de personajes de la vida real.

Nació en Roma el 7 de marzo de 1908. Su madre, Marina Magnani, era una costurera originaria de Ravenna , quien después de dar a luz a la pequeña Anna, le encomendó el cuidado de la niña a su abuela materna, Giovanna Casadio. La niña nunca conoció a su padre natural, pero como adulta, investigando la identidad de su padre, Anna descubriría sus orígenes de Calabria y cuál debería haber sido su apellido, Del Duce; luego diría, con su ironía habitual, que se detuvo en su investigación porque no quería pasar por “la hija del Duce”

Seguir leyendo “Anna Magnani: Una mujer volcánica y poco convencional”

“Rocco y sus hermanos” de 1960 dirigida por Luchino Visconti

“Para ganar hay que hacer sacrificios” Rocco Parondi 

En cine hasta el amanecer no podía faltar en mi ciclo particular sobre el neorrealismo italiano, la película que para muchos es la primera obra maestra de Luchino Visconti “Rocco y sus hermanos” de 1960. Un melodrama que nos muestra a la familia Parondi que, en su huida de la pobreza y la falta de oportunidades de la vida rural en la soleada Lucania ( actualmente denominada Basilicata, en el sureste de Italia), emigra a la fría e industrial ciudad de Milán. Un nuevo estilo de vida, los cambios en las relaciones familiares y el sacrificio de ciertos valores morales frente a las ventajas económicas de la industrialización, cambiarán la vida de estos cinco hermanos para siempre.

Al igual que en “La terra trema: episodio del mare” (La tierra tiembla: Episodio del mar) de 1948, donde la familia Valastro luchaba contra el injusto orden social establecido y su supervivencia, la familia Parondi se traslada a Milán en busca de nuevas oportunidades, huyendo de una existencia llena de sufrimiento, hambre y desesperanza. La película analiza la evolución de cada uno de los cinco hermanos y su adaptación al nuevo entorno, frío, hostil y desconocido, la relación entre ellos y la progresiva degración del núcleo familiar. 

En Milán se encuentra trabajando Vincenzo Parondi, el mayor de los hermanos, que trabaja como albañil  y ha creado una familia con Ginetta (una adorable y jovencísima Claudia Cardinale de apenas 22 años). Vincenzo es el que mejor se ha adaptado a su nueva vida, lejos del pueblo, del espíritu de clan, de sus lazos con la tierra. Divide su tiempo entre su trabajo, su propia familia y su afición por el boxeo. 

Ciro el cuarto de los hermanos (interpretado por  Max Cartier, que pronto abandonó la actuación para convertirse en escultor) , quiere seguir el ejemplo de su hermano Vincenzo. Consigue terminar sus estudios y comienza a trabajar en la fábrica milanesa de coches Alfa Romeo, icono del desarrollo industrial transformador de la sociedad italiana de la postguerra. Ciro quiere formar su propia familia y no regresar nunca a una tierra que les robó a su padre y les condenó a una infancia llena de penurias.

Mención especial requiere la relación entre los dos hermanos intermedios. Simone (interpretado por Renato Salvatori)  y Rocco ( con un magnífico Alain Delón), quedan ligados por distintas circunstancias al mundo del boxeo, los bajos fondos y las malas compañías. Son las dos caras de la misma moneda, cuanta más bondad y clemencia manifiesta Rocco, mayores son los celos, el odio, el egoismo y la decadencia de Simone. Rocco muestra unos principios inquebrantables sobre la unidad familiar, que le obligan a realizar los sacrificios personales más duros de su vida, a renunciar a su amor, a sus deseos de volver a su tierra natal, a la que se siente muy ligado. A pesar de su odio por el  boxeo, al que se tiene que dedicar para salvar a su familia, es mucho mejor que su hermano Simone. Aquí comienzan los celos de Simone por el bueno de Rocco y entonces llega Nadia a sus vidas. 

Nadia ( guapísima Annie Girardot y magnífica en su papel)  es una prostituta, una mujer abandonada a su suerte en una sociedad machista, que queda deslumbrada por la bondad de Rocco y por el profundo amor que siente por ella. Ella es como una moneda de cambio, un juguete, una forma más de Simone de herir a su hermano y, de este modo , herirse  así mismo. Poco importan los sentimientos de Nadia, es un caso entre hermanos, un “asunto de hombres”. Tal vez al igual que en la sociedad italiana de finales de los cincuenta, ella representa a aquellas mujeres vapuleadas por la vida, sin otra salida que la prostitución o el matrimonio por horrible que éste sea y que son un débil eslabón en toda la cadena de transformaciones de una sociedad moralmente injusta, y cuyos cambios no siempre significa que sean para mejor.  

El pequeño Luca, supone para toda la familia Parondi, una esperanza de futuro. Todos los hermanos tratan de enseñarle lo mejor para su vida adulta, pero al final lo que le queda es el ejemplo del comportamiento de cada uno de ellos. Vincenzo y Luca convertidos en obreros, Simone un perdedor egoísta sin futuro y Rocco con sus deseos de volver a su tierra y seguir ligado al campo y sus ideales, convertido en un “ciudadano” que no podrá abandonar su nueva vida. 

“Recuérdalo Luca, esa tierra nuestra, es la tierra de los olivos, el cielo azul y el arcoiris… solo espero volver algún día a ella” dice Rocco 

Sin embargo, Ciro le recuerda a Luca porqué abandonaron la tierra que les vio nacer, y nos resume el tremendo choque cultural entre la vida rural y la ciudadana:

“La gente en nuestra tierra vive como animales, solamente conocen el trabajo y la sumisión, pero a cambio ellos viven sin necesidad de servirse de los demás y sin olvidarse nunca de sus propios deberes. Pero esto lo olvidó Simone y por eso ha tenido el final que ha tenido….. Se ha perdido y nos ha llenado a todos de vergüenza ” Ciro Parondi 

“Rocco y sus hermanos” es la sexta película de Visconti, que empezó con un cine neorrealista en blaco y negro y después de dos películas históricas en color sobre el “resurgimento” “Senso” y “Noches Blancas” una adpatación de Dostoievski, de gran puesta en escena, vuelve a un melodrama en grises de una Milán industrial, con barrios muy pobres sin desarrollar y situaciones de gran injusticia social.

Cuando en 1948 se celebraron las primeras elecciones democráticas en la Italia de la postguerra, ganó ampliamente la Democracia Cristiana ( DC) ante el Frente Popular Democrático (  FPD) que era fruto de la unión del Partido Socialista y el Partido Comunista. Muchos políticos de la DC se sintieron molestos por la denuncia social que transmitían las películas del movimiento neorrealista, que mostraban una Italia hambrienta, con barrios extremadamente pobres y una delicuencia en aumento.

En 1949 se promulgó una Ley, presentada por el entonces Secretario del Espectáculo Giullio Andreotti, para apoyar y promover el crecimiento del cine italiano y al mismo tiempo frenar el avance de las películas norteamericanas, pero también servía para frenar y controlar la prolifración de películas neorrealistas. Siguiendo ésta regla y antes de que un film recibiera fondos públicos, el guión tenía que ser aprobado por una comisión estatal, pudiendo negar la licencia de exportación a aquellas películas que eran sospechosas de difamar la imagen de Italia. De éste modo nació una especie de censura previa.  

Ésta es una de las razones por las que el cine neorrealista perdió presencia a lo largo de los años cincuenta, a favor de la llamada “Nueva comedia Italiana”, ampliamente favorecida por las autoridades del momento. Sin embargo, a finales de los años cincuenta y principio de los sesenta, se produjeron una serie de películas neorrealistas de gran calidad, firmadas por directores ya consagrados como Visconti, Fellini o Antonioni y otros directores noveles que comenzaban su andadura como Pasolini o Bertolucci que constituyó un resurgimiento de dicho género. “Rocco y sus hermanos” puede encuadrarse dentro de éste afortunado resurgimiento, un cine honesto y conmovedor. 

Otra afortunada circunstancia que hace de ésta película una obra maestra es la banda sonora del genio Nino Rota. Una música nostálgica y dramática que sabe acompañar y realzar los momentos más trágicos de la película.

BANDA SONORA DE “ROCCO Y SUS HERMANOS” NINO ROTA

 

 


The Film Foundation de Martin Scorsese y Gucci han financiado la nueva restauración en 4k de Rocco y sus hermanos. El trabajo de restauración, supervisado por el director de fotografía Giuseppe Rotunno, ha sido efectuado en los Laboratoris de L´ Immagine Ritrovatta de la Cineteca de Bolonia a partir de un negativo original. Se han recuperado así algunos planos cortados tras el estreno y también alguna secuencia eliminada antes del mismo, además de devolverle la iluminación y los tonos originales creados por Luchino Visconti y por el propio Giusseppe Rotunno. 

La llegada de la familia Parondi a la estaión de Milán
La madre viuda y los hermanos se instalan en un mísero dormitorio de una barrio obrero 
Vincenzo es el hermano mayor y está comprometido con la hermosa Ginetta 
Una jovencísima Claudia Cardinale de apenas 22 años 
Rocco y Simone se ven inmersos en el mundo del boxeo y los bajos fondos de Milán 
Rocco sueña con dejar el mundo de la ciudad y volver a la vida de campo, donde era feliz 
Parece que la cámara se haya enamorado de Alain Delon
Luchino Visconti acaricia con la cámara el ratro de Delon. 
El enfrentamiento entre Rocco y su hermano Simone treminará en tragedia
La bella Nadine aparece en las vidas de los Parondi . Magnífica Annie Girardot 
La bondad y los sacrificios de Rocco no servirán para nada
Los sentimientos de Nadia no importan,
Simone traerá la vergüenza a su familia 
La industrialización de las ciudades  frente la vida rural mísera y sin oportunidades 
Rocco convertido en un “ciudadano” admirado por su hermano Luca

 

 

 
Director: Luchino Visconti 

Guión : Suso Cecchi d’Amico, Pasquale Festa Campanile, Massimo Franciosa, Enrico Medioli (Relato: Giovanni Testori)


FotografíaGiuseppe Rotunno (B&W)
Música: Nino Rota 

Productora: Coproducción Italia- Francia 
Reparto: Alain Delon, Renato Salvatori, Annie Girardot, Katina Paxinou, Claudia Cardinale, Spiros Focas,Max Cartier, Rocco Vidolazzi, Roger Hanin, Paolo Stoppa, Suzy Delair, Claudia Mori  

 

"Rocco y sus hermanos" de 1960 dirigida por Luchino Visconti

“Para ganar hay que hacer sacrificios” Rocco Parondi 

En cine hasta el amanecer no podía faltar en mi ciclo particular sobre el neorrealismo italiano, la película que para muchos es la primera obra maestra de Luchino Visconti “Rocco y sus hermanos” de 1960. Un melodrama que nos muestra a la familia Parondi que, en su huida de la pobreza y la falta de oportunidades de la vida rural en la soleada Lucania ( actualmente denominada Basilicata, en el sureste de Italia), emigra a la fría e industrial ciudad de Milán. Un nuevo estilo de vida, los cambios en las relaciones familiares y el sacrificio de ciertos valores morales frente a las ventajas económicas de la industrialización, cambiarán la vida de estos cinco hermanos para siempre.

Al igual que en “La terra trema: episodio del mare” (La tierra tiembla: Episodio del mar) de 1948, donde la familia Valastro luchaba contra el injusto orden social establecido y su supervivencia, la familia Parondi se traslada a Milán en busca de nuevas oportunidades, huyendo de una existencia llena de sufrimiento, hambre y desesperanza. La película analiza la evolución de cada uno de los cinco hermanos y su adaptación al nuevo entorno, frío, hostil y desconocido, la relación entre ellos y la progresiva degración del núcleo familiar. 

En Milán se encuentra trabajando Vincenzo Parondi, el mayor de los hermanos, que trabaja como albañil  y ha creado una familia con Ginetta (una adorable y jovencísima Claudia Cardinale de apenas 22 años). Vincenzo es el que mejor se ha adaptado a su nueva vida, lejos del pueblo, del espíritu de clan, de sus lazos con la tierra. Divide su tiempo entre su trabajo, su propia familia y su afición por el boxeo. 

Ciro el cuarto de los hermanos (interpretado por  Max Cartier, que pronto abandonó la actuación para convertirse en escultor) , quiere seguir el ejemplo de su hermano Vincenzo. Consigue terminar sus estudios y comienza a trabajar en la fábrica milanesa de coches Alfa Romeo, icono del desarrollo industrial transformador de la sociedad italiana de la postguerra. Ciro quiere formar su propia familia y no regresar nunca a una tierra que les robó a su padre y les condenó a una infancia llena de penurias.

Mención especial requiere la relación entre los dos hermanos intermedios. Simone (interpretado por Renato Salvatori)  y Rocco ( con un magnífico Alain Delón), quedan ligados por distintas circunstancias al mundo del boxeo, los bajos fondos y las malas compañías. Son las dos caras de la misma moneda, cuanta más bondad y clemencia manifiesta Rocco, mayores son los celos, el odio, el egoismo y la decadencia de Simone. Rocco muestra unos principios inquebrantables sobre la unidad familiar, que le obligan a realizar los sacrificios personales más duros de su vida, a renunciar a su amor, a sus deseos de volver a su tierra natal, a la que se siente muy ligado. A pesar de su odio por el  boxeo, al que se tiene que dedicar para salvar a su familia, es mucho mejor que su hermano Simone. Aquí comienzan los celos de Simone por el bueno de Rocco y entonces llega Nadia a sus vidas. 

Nadia ( guapísima Annie Girardot y magnífica en su papel)  es una prostituta, una mujer abandonada a su suerte en una sociedad machista, que queda deslumbrada por la bondad de Rocco y por el profundo amor que siente por ella. Ella es como una moneda de cambio, un juguete, una forma más de Simone de herir a su hermano y, de este modo , herirse  así mismo. Poco importan los sentimientos de Nadia, es un caso entre hermanos, un “asunto de hombres”. Tal vez al igual que en la sociedad italiana de finales de los cincuenta, ella representa a aquellas mujeres vapuleadas por la vida, sin otra salida que la prostitución o el matrimonio por horrible que éste sea y que son un débil eslabón en toda la cadena de transformaciones de una sociedad moralmente injusta, y cuyos cambios no siempre significa que sean para mejor.  

El pequeño Luca, supone para toda la familia Parondi, una esperanza de futuro. Todos los hermanos tratan de enseñarle lo mejor para su vida adulta, pero al final lo que le queda es el ejemplo del comportamiento de cada uno de ellos. Vincenzo y Luca convertidos en obreros, Simone un perdedor egoísta sin futuro y Rocco con sus deseos de volver a su tierra y seguir ligado al campo y sus ideales, convertido en un “ciudadano” que no podrá abandonar su nueva vida. 

“Recuérdalo Luca, esa tierra nuestra, es la tierra de los olivos, el cielo azul y el arcoiris… solo espero volver algún día a ella” dice Rocco 

Sin embargo, Ciro le recuerda a Luca porqué abandonaron la tierra que les vio nacer, y nos resume el tremendo choque cultural entre la vida rural y la ciudadana:

“La gente en nuestra tierra vive como animales, solamente conocen el trabajo y la sumisión, pero a cambio ellos viven sin necesidad de servirse de los demás y sin olvidarse nunca de sus propios deberes. Pero esto lo olvidó Simone y por eso ha tenido el final que ha tenido….. Se ha perdido y nos ha llenado a todos de vergüenza ” Ciro Parondi 

“Rocco y sus hermanos” es la sexta película de Visconti, que empezó con un cine neorrealista en blaco y negro y después de dos películas históricas en color sobre el “resurgimento” “Senso” y “Noches Blancas” una adpatación de Dostoievski, de gran puesta en escena, vuelve a un melodrama en grises de una Milán industrial, con barrios muy pobres sin desarrollar y situaciones de gran injusticia social.

Cuando en 1948 se celebraron las primeras elecciones democráticas en la Italia de la postguerra, ganó ampliamente la Democracia Cristiana ( DC) ante el Frente Popular Democrático (  FPD) que era fruto de la unión del Partido Socialista y el Partido Comunista. Muchos políticos de la DC se sintieron molestos por la denuncia social que transmitían las películas del movimiento neorrealista, que mostraban una Italia hambrienta, con barrios extremadamente pobres y una delicuencia en aumento.

En 1949 se promulgó una Ley, presentada por el entonces Secretario del Espectáculo Giullio Andreotti, para apoyar y promover el crecimiento del cine italiano y al mismo tiempo frenar el avance de las películas norteamericanas, pero también servía para frenar y controlar la prolifración de películas neorrealistas. Siguiendo ésta regla y antes de que un film recibiera fondos públicos, el guión tenía que ser aprobado por una comisión estatal, pudiendo negar la licencia de exportación a aquellas películas que eran sospechosas de difamar la imagen de Italia. De éste modo nació una especie de censura previa.  

Ésta es una de las razones por las que el cine neorrealista perdió presencia a lo largo de los años cincuenta, a favor de la llamada “Nueva comedia Italiana”, ampliamente favorecida por las autoridades del momento. Sin embargo, a finales de los años cincuenta y principio de los sesenta, se produjeron una serie de películas neorrealistas de gran calidad, firmadas por directores ya consagrados como Visconti, Fellini o Antonioni y otros directores noveles que comenzaban su andadura como Pasolini o Bertolucci que constituyó un resurgimiento de dicho género. “Rocco y sus hermanos” puede encuadrarse dentro de éste afortunado resurgimiento, un cine honesto y conmovedor. 

Otra afortunada circunstancia que hace de ésta película una obra maestra es la banda sonora del genio Nino Rota. Una música nostálgica y dramática que sabe acompañar y realzar los momentos más trágicos de la película.

BANDA SONORA DE “ROCCO Y SUS HERMANOS” NINO ROTA

 

 


The Film Foundation de Martin Scorsese y Gucci han financiado la nueva restauración en 4k de Rocco y sus hermanos. El trabajo de restauración, supervisado por el director de fotografía Giuseppe Rotunno, ha sido efectuado en los Laboratoris de L´ Immagine Ritrovatta de la Cineteca de Bolonia a partir de un negativo original. Se han recuperado así algunos planos cortados tras el estreno y también alguna secuencia eliminada antes del mismo, además de devolverle la iluminación y los tonos originales creados por Luchino Visconti y por el propio Giusseppe Rotunno. 

La llegada de la familia Parondi a la estaión de Milán
La madre viuda y los hermanos se instalan en un mísero dormitorio de una barrio obrero 
Vincenzo es el hermano mayor y está comprometido con la hermosa Ginetta 
Una jovencísima Claudia Cardinale de apenas 22 años 
Rocco y Simone se ven inmersos en el mundo del boxeo y los bajos fondos de Milán 
Rocco sueña con dejar el mundo de la ciudad y volver a la vida de campo, donde era feliz 
Parece que la cámara se haya enamorado de Alain Delon
Luchino Visconti acaricia con la cámara el ratro de Delon. 
El enfrentamiento entre Rocco y su hermano Simone treminará en tragedia
La bella Nadine aparece en las vidas de los Parondi . Magnífica Annie Girardot 
La bondad y los sacrificios de Rocco no servirán para nada
Los sentimientos de Nadia no importan,
Simone traerá la vergüenza a su familia 
La industrialización de las ciudades  frente la vida rural mísera y sin oportunidades 
Rocco convertido en un “ciudadano” admirado por su hermano Luca

 

 

 
Director: Luchino Visconti 

Guión : Suso Cecchi d’Amico, Pasquale Festa Campanile, Massimo Franciosa, Enrico Medioli (Relato: Giovanni Testori)


FotografíaGiuseppe Rotunno (B&W)
Música: Nino Rota 

Productora: Coproducción Italia- Francia 
Reparto: Alain Delon, Renato Salvatori, Annie Girardot, Katina Paxinou, Claudia Cardinale, Spiros Focas,Max Cartier, Rocco Vidolazzi, Roger Hanin, Paolo Stoppa, Suzy Delair, Claudia Mori  

 

"Bellísima" de 1951 dirigida por Luchino Visconti

“Todos los niños y niñas tienen derecho a la vida, a jugar y a tener un desarrollo adecuadodo”. Declaración de los Derechos el Niño aprobado por Naciones Unidas en 1959

En “Cine hasta el amanecer” seguimos con el ciclo de Neorrealismo italiano, que tanto influyó en el moderno cine europeo y asiático. En “Bellísima” de 1951, Luchino Visconti nos trae la historia de una madre, Maddalena Cecconi, que quiere vivir su sueño de prosperidad y huida de la realidad hacia un mundo mejor, a través del éxito como actriz, de su pequeña María, de apenas siete años de edad.

El director Alessandro Blasetti, que se interpreta  a sí mismo, ha convocado un casting en los estudios de Cinecittà, para seleccionar a la niña más bella, que interpretará el papel protagonista de su próxima película. Las escenas aéreas de los grandes estudios, con decenas de madres corriendo a llevar a sus pequeñas a realizar la prueba de casting, es una de las secuencias que puede verse en el cine de los años cincuenta, de mayor actualidad.

Niñas exhibidas y expuestas por sus habilidades más extravagantes, ante un grupo de hombres que miran a las mismas como mercancía, que les hará ganar a unos y otros los beneficios esperados a su costa. Maddalena, cada vez más ciega a los deseos de su hija y a la voluntad de su marido, no dudará en invertir todo el dinero que la familia posee, para lograr dicho papel. En el camino se cruzará con un personaje sin escrúpulos, Alberto Annovazzi, un timador, un truhán que ve en Maddalena la víctima perfecta para su estafa.

“Todos los niños y niñas tienen derecho a la vida, a jugar y a tener un desarrollo adecuadodo”. Declaración de los Derechos el Niño aprobado por Naciones Unidas en 1959

Ésta película no habría sido posible sin la participación de Anna Magnani , como Maddalena. Un papel para su lucimiento y que borda a la perfección. Da vida a una mujer luchadora, llena de ternura y determinación, con la clara intención de salir adelante, en una Italia exhausta por la guerra y con pocas esperanzas de futuro. Maddalena sueña con la grandeza de las películas americanas que proyectan en el cine al aire libre, al lado de su casa. Todo es vasto y sublime en dichas películas, son la demostración de que el sueño americano existe y ella lo puede alcanzar con el éxito de su hija.

En ésta película Visconti, reflexiona sobre la despiadada carrera que supone conseguir el éxito en el mundo del cine. Las numerosas personas que son abandonadas en el camino, como juguetes rotos, con sus sueños destruidos, por la vorágine y crueldad de una industria que, en muchas ocasiones, se mueve por intereses mezquinos y sórdidos.

En “Bellísima” Visconti mantiene su pulso neorrealista, describiendo una Roma de la post guerra hambrienta, en blanco y negro, con una clase social abandonada a su suerte, con calles sin asfaltar, barrios enteros en los suburbios sin servicios públicos, a medio construir.

Sin embargo, al igual que en “La tierra tiembla”, cada vez se muestra menos interesado por las ideas marxistas de sus inicios, que tratan los problemas sociales desde la perspectiva de un colectivo, para interesarse por los problemas del individuo, de sus contradicciones y de cómo se origina la decadencia del núcleo familiar, de su entorno social, o la pérdida de su propia identidad .

Al igual que la familia Valastro de “La tierra tiembla. Episodio del mar”, la obsesión de Maddalena por conseguir sus objetivos, por encima de todo, está a punto de conducir a su familia a un desastre de caracter irreversible. Visconti nos presenta una sociedad, cada vez menos solidaria, llena de frustraciones, con una alarmante pérdida de valores, afectada por la verguenza de años de carestía y por la perspectiva de un futuro incierto.

Maddalena con su entusiamo e ímpetu impareble, consigue su casting

 

El director Alessandro Blasetti representándose a sí mismo
La voluntad de Maddalena para conseguir que su hija Maria se convierta en actriz
Maddalena, interpretada por Anna Magnani, no duda en enfrentarse a toda su familia
El cine de barrio, donde Maddalena sueña con otra vida
Son momentos de gran realismo y crueldad, cuando Maddalena ve las pruebas de rodaje de Maria
Maddalena está dispuesta a todo, para conseguir sus objetivos
La codicia y la desconfianza hacen mella en Maddalena
Maddalena frente a su propia angustia y egoismo
Visconti durante el rodaje
FICHA TÉCNICA: 
 
Director: Luchino Visconti 

Guión Suso Cecchi D’Amico, Francesco Rosi, Luchino Visconti


FotografíaPiero Portalupi (B&W)
Música: Franco Mannino

Productora: Film Bellissima
Reparto: Anna Magnani, Walter Chiari, Tina Apicella, Gastone Renzelli, Alessandro Blasetti, Tecla Scarano

 

“Bellísima” de 1951 dirigida por Luchino Visconti

“Todos los niños y niñas tienen derecho a la vida, a jugar y a tener un desarrollo adecuadodo”. Declaración de los Derechos el Niño aprobado por Naciones Unidas en 1959

En “Cine hasta el amanecer” seguimos con el ciclo de Neorrealismo italiano, que tanto influyó en el moderno cine europeo y asiático. En “Bellísima” de 1951, Luchino Visconti nos trae la historia de una madre, Maddalena Cecconi, que quiere vivir su sueño de prosperidad y huida de la realidad hacia un mundo mejor, a través del éxito como actriz, de su pequeña María, de apenas siete años de edad.

El director Alessandro Blasetti, que se interpreta  a sí mismo, ha convocado un casting en los estudios de Cinecittà, para seleccionar a la niña más bella, que interpretará el papel protagonista de su próxima película. Las escenas aéreas de los grandes estudios, con decenas de madres corriendo a llevar a sus pequeñas a realizar la prueba de casting, es una de las secuencias que puede verse en el cine de los años cincuenta, de mayor actualidad.

Niñas exhibidas y expuestas por sus habilidades más extravagantes, ante un grupo de hombres que miran a las mismas como mercancía, que les hará ganar a unos y otros los beneficios esperados a su costa. Maddalena, cada vez más ciega a los deseos de su hija y a la voluntad de su marido, no dudará en invertir todo el dinero que la familia posee, para lograr dicho papel. En el camino se cruzará con un personaje sin escrúpulos, Alberto Annovazzi, un timador, un truhán que ve en Maddalena la víctima perfecta para su estafa.

“Todos los niños y niñas tienen derecho a la vida, a jugar y a tener un desarrollo adecuadodo”. Declaración de los Derechos el Niño aprobado por Naciones Unidas en 1959

Ésta película no habría sido posible sin la participación de Anna Magnani , como Maddalena. Un papel para su lucimiento y que borda a la perfección. Da vida a una mujer luchadora, llena de ternura y determinación, con la clara intención de salir adelante, en una Italia exhausta por la guerra y con pocas esperanzas de futuro. Maddalena sueña con la grandeza de las películas americanas que proyectan en el cine al aire libre, al lado de su casa. Todo es vasto y sublime en dichas películas, son la demostración de que el sueño americano existe y ella lo puede alcanzar con el éxito de su hija.

En ésta película Visconti, reflexiona sobre la despiadada carrera que supone conseguir el éxito en el mundo del cine. Las numerosas personas que son abandonadas en el camino, como juguetes rotos, con sus sueños destruidos, por la vorágine y crueldad de una industria que, en muchas ocasiones, se mueve por intereses mezquinos y sórdidos.

En “Bellísima” Visconti mantiene su pulso neorrealista, describiendo una Roma de la post guerra hambrienta, en blanco y negro, con una clase social abandonada a su suerte, con calles sin asfaltar, barrios enteros en los suburbios sin servicios públicos, a medio construir.

Sin embargo, al igual que en “La tierra tiembla”, cada vez se muestra menos interesado por las ideas marxistas de sus inicios, que tratan los problemas sociales desde la perspectiva de un colectivo, para interesarse por los problemas del individuo, de sus contradicciones y de cómo se origina la decadencia del núcleo familiar, de su entorno social, o la pérdida de su propia identidad .

Al igual que la familia Valastro de “La tierra tiembla. Episodio del mar”, la obsesión de Maddalena por conseguir sus objetivos, por encima de todo, está a punto de conducir a su familia a un desastre de caracter irreversible. Visconti nos presenta una sociedad, cada vez menos solidaria, llena de frustraciones, con una alarmante pérdida de valores, afectada por la verguenza de años de carestía y por la perspectiva de un futuro incierto.

Maddalena con su entusiamo e ímpetu impareble, consigue su casting

 

El director Alessandro Blasetti representándose a sí mismo
La voluntad de Maddalena para conseguir que su hija Maria se convierta en actriz
Maddalena, interpretada por Anna Magnani, no duda en enfrentarse a toda su familia
El cine de barrio, donde Maddalena sueña con otra vida
Son momentos de gran realismo y crueldad, cuando Maddalena ve las pruebas de rodaje de Maria
Maddalena está dispuesta a todo, para conseguir sus objetivos
La codicia y la desconfianza hacen mella en Maddalena
Maddalena frente a su propia angustia y egoismo
Visconti durante el rodaje
FICHA TÉCNICA: 
 
Director: Luchino Visconti 

Guión Suso Cecchi D’Amico, Francesco Rosi, Luchino Visconti


FotografíaPiero Portalupi (B&W)
Música: Franco Mannino

Productora: Film Bellissima
Reparto: Anna Magnani, Walter Chiari, Tina Apicella, Gastone Renzelli, Alessandro Blasetti, Tecla Scarano

 

“La terra trema: episodio del mare” (La tierra tiembla: Episodio del mar) de 1948 dirigido por Luchino Visconti

“Doce horas de sudor y sangre, para llevar a casa el mínimo necesario para no morir de hambre” – Narrador

“La tierra tiembla: episodio del mar”  supone la primera película de Luchino Visconti en la Italia liberada del fascismo, gracias al encargo del Partido comunista de realizar un largo documental sobre Sicilia, en tres episodios sobre el mundo de los pescadores, el de los mineros del azogue y el de los campesinos.
Solo llegó a terminar el primero, Episodio del mare, y su guión se basó en la novela del siciliano Giovanni Verga, perteneciente a un movimiento literario de rebelión del contexto social de principios del siglo XX , autor también de la más conocida Caballería Rusticana, transformada en una maravillosa ópera por Pietro Mascagni en 1890.
No es una casualidad que el Partido comunista Italiano se fijara en la “cuestión Sur” y viese en Sicilia la encarnación del problema Italiano. Las condiciones de vida paupérrimas, la inexistente lucha de clases, la sumisión y pasividad de los pescadores, la asfixia social de los comerciantes mayoristas. Actividades ancestrales, status inamovibles y la omertà, frente a un neorrealismo del Norte, marcado por la vida en las ciudades y, la pobreza como consecuencia de la guerra.
En “La Terra trema”, Visconti nos cuenta la vida de los pescadores en la población de AciTrezza , en la isla de Sicilia. Los pescadores que arriesgan sus vidas cada día en el mar, del anochecer hasta el amanecer, viven sujetos al poder de los mayoristas, que compran el pescado barato a pie de playa y después lo venden con grandes beneficios en las lonjas y mercados.
Visconti se centra en la familia Valastro, que ha sobrevivido durante generaciones a este sistema de injusticia social. Una familia unida alrededor del joven Ntoni, que decide enfrentarse a la oligarquía comercial y compra su propio barco. Para ello hipoteca la casa donde ha residido el clan Valastro durante largos años y forma una tripulación con los varones de la familia, el abuelo y todos los hermanos. Después de una pesquería de anchoas excepcional, una noche de tramontana, salen al mar y no regresan hasta después de varios días. Todos los miembros consiguen salvar la vida, pero la barca queda totalmente destruida. Ello supone la ruina de los Valastro, que sufren el desprecio de los comerciantes y la insolidaridad de sus vecinos, que no pueden perdonarle en Ntoni, el desafío de las inamovibles leyes de la isla.
Aunque el modelo que sigue Visconti, recuerda el realismo soviético de Eisenstein, el carácter documental, el retrato costumbrista de los pescadores, su relación con el mar, los lazos familiares y su integración en la comunidad, recuerda al cine de Robert Flaherty (Nanook, el esquimal), pionero de éste género. La totalidad de los personajes están encarnados por pescadores de la zona, no interviniendo ningún actor profesional, siendo una obra enmarcada en el moviemiento neorrealista italiano.
Sin embargo, lo que más caracteriza a ésta película son las relaciones familiares del clan Valastro, unida en su lucha contra el orden establecido y sus deseos de salir de una existencia de sufrimiento y supervivencia. La desintegración y degradación de la familia, cuando sobreviene la ruina, la desesperanza y la derrota, es el germen del futuro cine cine de Visconti: la decadencia del individuo y su núcleo familiar. Una pérdida de la identidad, ya sea de las clases más bajas, como los Valastro o la futura “Rocco y sus hermanos” o la decadencia de la aristocracia a la cual pertenecía, como en “Gatopardo”, “Confidencias” o “La caída de los dioses”.
La llegada y venta del pescado en la playa de AcciTrezza

La familia Valastro, obligada a malvender sus escasas posesiones
Ntoni, desafiando el orden establecido durante generaciones 
El clan Valastro, trabajando unido para conquistar un futuro mejor
Las mujeres Valastro, esperando angustiadas el regreso de sus hombres
Una terrible realidad para las mujeres de los pescadores, encadenadas al destino de sus hombres
Sueños incumplidos, una juventud perdida

 

Una retrato costumbrista intemporal y universal de los pescadores
La derrota y la desintegración de la familia
FICHA TÉCNICA: 

 

 
Director: Luchino Visconti 

Guión Luchino Visconti (Novela: Giovanni Verga)


FotografíaG.R. Aldo (AKA Aldo Graziata) (B&W)
Música: Willy Ferrero

Productora: Universalia
Reparto:  Maria Micale, Sebastiano Valastro, Antonio Aecidiacono, Giuseppe Arcidiacono, Salvatore Vicari, Antonio Micale  

 

"La terra trema: episodio del mare" (La tierra tiembla: Episodio del mar) de 1948 dirigido por Luchino Visconti

“Doce horas de sudor y sangre, para llevar a casa el mínimo necesario para no morir de hambre” – Narrador

“La tierra tiembla: episodio del mar”  supone la primera película de Luchino Visconti en la Italia liberada del fascismo, gracias al encargo del Partido comunista de realizar un largo documental sobre Sicilia, en tres episodios sobre el mundo de los pescadores, el de los mineros del azogue y el de los campesinos.
Solo llegó a terminar el primero, Episodio del mare, y su guión se basó en la novela del siciliano Giovanni Verga, perteneciente a un movimiento literario de rebelión del contexto social de principios del siglo XX , autor también de la más conocida Caballería Rusticana, transformada en una maravillosa ópera por Pietro Mascagni en 1890.
No es una casualidad que el Partido comunista Italiano se fijara en la “cuestión Sur” y viese en Sicilia la encarnación del problema Italiano. Las condiciones de vida paupérrimas, la inexistente lucha de clases, la sumisión y pasividad de los pescadores, la asfixia social de los comerciantes mayoristas. Actividades ancestrales, status inamovibles y la omertà, frente a un neorrealismo del Norte, marcado por la vida en las ciudades y, la pobreza como consecuencia de la guerra.
En “La Terra trema”, Visconti nos cuenta la vida de los pescadores en la población de AciTrezza , en la isla de Sicilia. Los pescadores que arriesgan sus vidas cada día en el mar, del anochecer hasta el amanecer, viven sujetos al poder de los mayoristas, que compran el pescado barato a pie de playa y después lo venden con grandes beneficios en las lonjas y mercados.
Visconti se centra en la familia Valastro, que ha sobrevivido durante generaciones a este sistema de injusticia social. Una familia unida alrededor del joven Ntoni, que decide enfrentarse a la oligarquía comercial y compra su propio barco. Para ello hipoteca la casa donde ha residido el clan Valastro durante largos años y forma una tripulación con los varones de la familia, el abuelo y todos los hermanos. Después de una pesquería de anchoas excepcional, una noche de tramontana, salen al mar y no regresan hasta después de varios días. Todos los miembros consiguen salvar la vida, pero la barca queda totalmente destruida. Ello supone la ruina de los Valastro, que sufren el desprecio de los comerciantes y la insolidaridad de sus vecinos, que no pueden perdonarle en Ntoni, el desafío de las inamovibles leyes de la isla.
Aunque el modelo que sigue Visconti, recuerda el realismo soviético de Eisenstein, el carácter documental, el retrato costumbrista de los pescadores, su relación con el mar, los lazos familiares y su integración en la comunidad, recuerda al cine de Robert Flaherty (Nanook, el esquimal), pionero de éste género. La totalidad de los personajes están encarnados por pescadores de la zona, no interviniendo ningún actor profesional, siendo una obra enmarcada en el moviemiento neorrealista italiano.
Sin embargo, lo que más caracteriza a ésta película son las relaciones familiares del clan Valastro, unida en su lucha contra el orden establecido y sus deseos de salir de una existencia de sufrimiento y supervivencia. La desintegración y degradación de la familia, cuando sobreviene la ruina, la desesperanza y la derrota, es el germen del futuro cine cine de Visconti: la decadencia del individuo y su núcleo familiar. Una pérdida de la identidad, ya sea de las clases más bajas, como los Valastro o la futura “Rocco y sus hermanos” o la decadencia de la aristocracia a la cual pertenecía, como en “Gatopardo”, “Confidencias” o “La caída de los dioses”.
La llegada y venta del pescado en la playa de AcciTrezza

La familia Valastro, obligada a malvender sus escasas posesiones
Ntoni, desafiando el orden establecido durante generaciones 
El clan Valastro, trabajando unido para conquistar un futuro mejor
Las mujeres Valastro, esperando angustiadas el regreso de sus hombres
Una terrible realidad para las mujeres de los pescadores, encadenadas al destino de sus hombres
Sueños incumplidos, una juventud perdida

 

Una retrato costumbrista intemporal y universal de los pescadores
La derrota y la desintegración de la familia
FICHA TÉCNICA: 

 

 
Director: Luchino Visconti 

Guión Luchino Visconti (Novela: Giovanni Verga)


FotografíaG.R. Aldo (AKA Aldo Graziata) (B&W)
Música: Willy Ferrero

Productora: Universalia
Reparto:  Maria Micale, Sebastiano Valastro, Antonio Aecidiacono, Giuseppe Arcidiacono, Salvatore Vicari, Antonio Micale  

 

“Ossesione” ( Obsesión) de 1943 dirigido por Luchino Visconti

En cine hasta el amanecer hoy traigo “Ossessione” de 1943, que supone la ópera prima de Luchino Visconti. Nacido en Milán,Lombardia, en el seno de una familia de la más antigua aristocracia lombarda, cuyo linaje se remonta al Renacimiento, recibió una educación acorde a su posición, pero pronto se sintió atraido por las ideas marxistas y la conciencia social. Cuando en 1935 se traslada a Paris, a través de Coco Chanel conoció a Jean Renoir, cuya influencia fue decisiva en su posterior dedicación al cine. Con él participó como asistente de dirección en varias películas, como Los bajos fondos (1936) y Una partida en el campo (1937), siendo el realismo poético francés uno de los pilares del nuevo movimiento cinematográfico italiano: el neorrealismo.

Durante los años del fascismo y en tiempos de la II Guerra Mundial en Italia, el cine fue notablemente impulsado por el régimen de Mussolini, por entender que constituía una poderosa arma como medio de expresión y de propaganda. Se llevó a cabo una política de autarquía, en el que se fomentó el cine italiano sobre el extranjero, sobre todo, el americano. Sin embargo, la censura fascista actuaba duramente contra los contenidos sociales de las películas, estando prohibido mostrar la delicuencia o la pobreza o el uso de la sátira.

En éste contexto político Visconti, leyó la novela de James M. Cain “El cartero siempre llama dos veces” de 1934 y decidió realizar una adaptación libre de la misma, con la colaboración de Mario Alicata, Giuseppe De Santis, Gianni Puccini y Alberto Moravia. El rodaje comenzó en 1942, en decorados naturales del Valle del Po, Ferrara y Ancona y en los plarós de SAFA Studios de Roma. Poducida por el propio Visconti, con el dinero de su madre, consiguió realizar un preestreno en Mayo del año 43 en Roma. Sin embargo, tuvo numerosos problemas con la censura , que retrasó su estreno y sufrió numerosos cortes.

Película considerada pionera del movimiento neorrealista, nos muestra un retrato depauperado y cruel de la Italia de Mussolini. Con un relato pasional como hilo conductor, la narración incorpora elementos peculiares del realismo expresionista alemán y, sobre todo, una gran inspiración del realismo clásico de Renoir.

El relato central de la película es muy similar la novela “El cartero siempre llama dos veces”, en ella el trotamundos Gino ( maravilloso y guapísimo Massimo Girotti ) se detiene en un bar de carretera, próximo a Ferrara donde se siente poderosamente atraído por Giovanna (Clara Calamai), casada con el propietario del establecimiento, Giuseppe Bragana, un hombre mayor que la ha sacado de la calle.

Entre ambos surge una pasión y un deseo indómit, que junto al maltratato recibido por Giovana de su marido, culmina en un intento de fuga de los amantes. Pero Giovana siente un gran apego por la seguridad económica que le ofrece su marido y regresa al hogar.

Gino sigue su viaje solo y aparece un personaje muy curioso Lo espagnolo, interpretado por Elio Marcuzzo. En los primeros planos de Massimo Girotti, en cómo la cámara acaricia sensualmente el torso del actor, se percibe la atracción sexual que Visconti sentía por su protagonista. Visconti, homosexual reconocido, plantea una relación entre Gino y Lo espagnolo muy parecida a una atracción física y relación prohibida.

Gino no puede olvidar su amor por Giovana y, tras un encuentro casual del traángulo amoroso, los amantes deciden acabar con la vida de Giuseppe Bragana. Después de tan terrible suceso, la pareja es incapaz de soportar el sentimiento de culpa y remordimiento, que poco a poco va destruyendo su relación

Cabe destacar la fotografía de Domenico Scala y Aldo Tonti en Blanco y Negro, que ofrece unos planos largos, con encuadres de gran elegancia y una profundidad de campo espectacular.

La música, de Giuseppe Rosati, nos impregna con una partitura de aires populares y festivos y añade unos fragmentos de varias óperas, Carmen, La traviata y Rigoletto,en un concurso de canto popular sencillamente maravilloso.

Clara Calamai y Massimo Girotti, una pareja con fuerte química
Una pequeña Trattoria a las afueras de Ferrara
Una atracción instantánea
Un atractivo Massimo Girotti
Escenas de gran pesimismo y desesperanza
Giovana siente que está consumiendo su vida junto a un monstruo
La fatalidad como destino inevitable, herencia del realismo poético francés
Una fuga imposible
La extraña relación entre Gino y Lo spagnolo
El remordimiento y el sentimiento de culpa destruyen a la pareja

TRAILER DE “OSSESSIONE” 

 FICHA TÉCNICA: 

Director: Luchino Visconti 

Guión Luchino Visconti, Giuseppi De Santis, Mario Alicata, Gianni Puccini, Antonio Pietrangeli (Novela: James Cain)


FotografíaAldo Tonti, Domenico Scala (B&W)
Música: Giuseppe Rosati

Productora: Industrie Cinematografiche Italiane
Reparto: Clara Calamai, Massimo Girotti, Juan De Landa, Dhia Cristiani, Vittorio Dusse, Michelle Riccardini, Elio Marcuzzo  

"Ossesione" ( Obsesión) de 1943 dirigido por Luchino Visconti

En cine hasta el amanecer hoy traigo “Ossessione” de 1943, que supone la ópera prima de Luchino Visconti. Nacido en Milán,Lombardia, en el seno de una familia de la más antigua aristocracia lombarda, cuyo linaje se remonta al Renacimiento, recibió una educación acorde a su posición, pero pronto se sintió atraido por las ideas marxistas y la conciencia social. Cuando en 1935 se traslada a Paris, a través de Coco Chanel conoció a Jean Renoir, cuya influencia fue decisiva en su posterior dedicación al cine. Con él participó como asistente de dirección en varias películas, como Los bajos fondos (1936) y Una partida en el campo (1937), siendo el realismo poético francés uno de los pilares del nuevo movimiento cinematográfico italiano: el neorrealismo.

Durante los años del fascismo y en tiempos de la II Guerra Mundial en Italia, el cine fue notablemente impulsado por el régimen de Mussolini, por entender que constituía una poderosa arma como medio de expresión y de propaganda. Se llevó a cabo una política de autarquía, en el que se fomentó el cine italiano sobre el extranjero, sobre todo, el americano. Sin embargo, la censura fascista actuaba duramente contra los contenidos sociales de las películas, estando prohibido mostrar la delicuencia o la pobreza o el uso de la sátira.

En éste contexto político Visconti, leyó la novela de James M. Cain “El cartero siempre llama dos veces” de 1934 y decidió realizar una adaptación libre de la misma, con la colaboración de Mario Alicata, Giuseppe De Santis, Gianni Puccini y Alberto Moravia. El rodaje comenzó en 1942, en decorados naturales del Valle del Po, Ferrara y Ancona y en los plarós de SAFA Studios de Roma. Poducida por el propio Visconti, con el dinero de su madre, consiguió realizar un preestreno en Mayo del año 43 en Roma. Sin embargo, tuvo numerosos problemas con la censura , que retrasó su estreno y sufrió numerosos cortes.

Película considerada pionera del movimiento neorrealista, nos muestra un retrato depauperado y cruel de la Italia de Mussolini. Con un relato pasional como hilo conductor, la narración incorpora elementos peculiares del realismo expresionista alemán y, sobre todo, una gran inspiración del realismo clásico de Renoir.

El relato central de la película es muy similar la novela “El cartero siempre llama dos veces”, en ella el trotamundos Gino ( maravilloso y guapísimo Massimo Girotti ) se detiene en un bar de carretera, próximo a Ferrara donde se siente poderosamente atraído por Giovanna (Clara Calamai), casada con el propietario del establecimiento, Giuseppe Bragana, un hombre mayor que la ha sacado de la calle.

Entre ambos surge una pasión y un deseo indómit, que junto al maltratato recibido por Giovana de su marido, culmina en un intento de fuga de los amantes. Pero Giovana siente un gran apego por la seguridad económica que le ofrece su marido y regresa al hogar.

Gino sigue su viaje solo y aparece un personaje muy curioso Lo espagnolo, interpretado por Elio Marcuzzo. En los primeros planos de Massimo Girotti, en cómo la cámara acaricia sensualmente el torso del actor, se percibe la atracción sexual que Visconti sentía por su protagonista. Visconti, homosexual reconocido, plantea una relación entre Gino y Lo espagnolo muy parecida a una atracción física y relación prohibida.

Gino no puede olvidar su amor por Giovana y, tras un encuentro casual del traángulo amoroso, los amantes deciden acabar con la vida de Giuseppe Bragana. Después de tan terrible suceso, la pareja es incapaz de soportar el sentimiento de culpa y remordimiento, que poco a poco va destruyendo su relación

Cabe destacar la fotografía de Domenico Scala y Aldo Tonti en Blanco y Negro, que ofrece unos planos largos, con encuadres de gran elegancia y una profundidad de campo espectacular.

La música, de Giuseppe Rosati, nos impregna con una partitura de aires populares y festivos y añade unos fragmentos de varias óperas, Carmen, La traviata y Rigoletto,en un concurso de canto popular sencillamente maravilloso.

Clara Calamai y Massimo Girotti, una pareja con fuerte química
Una pequeña Trattoria a las afueras de Ferrara
Una atracción instantánea
Un atractivo Massimo Girotti
Escenas de gran pesimismo y desesperanza
Giovana siente que está consumiendo su vida junto a un monstruo
La fatalidad como destino inevitable, herencia del realismo poético francés
Una fuga imposible
La extraña relación entre Gino y Lo spagnolo
El remordimiento y el sentimiento de culpa destruyen a la pareja

TRAILER DE “OSSESSIONE” 

 FICHA TÉCNICA: 

Director: Luchino Visconti 

Guión Luchino Visconti, Giuseppi De Santis, Mario Alicata, Gianni Puccini, Antonio Pietrangeli (Novela: James Cain)


FotografíaAldo Tonti, Domenico Scala (B&W)
Música: Giuseppe Rosati

Productora: Industrie Cinematografiche Italiane
Reparto: Clara Calamai, Massimo Girotti, Juan De Landa, Dhia Cristiani, Vittorio Dusse, Michelle Riccardini, Elio Marcuzzo