Reina de corazones (2019) de May el-Toukhy : La gestación de un secreto familiar

Reina de Corazones de la directora danesa May El-Toukhy (1977)  es un potente drama nórdico que se aleja del aparente estilo de vida escandinavo ultra civilizado, para sumergir la mirada a un comportamiento oscuro muy fuera de los límites sociales aceptados.

La directora danesa de origen egipcio, trata numerosos temas en la película, y seguramente es lo que en parte la hace grande. No nos encontramos ante una obra con una lectura dirigida o una conclusión totalmente cerrada, sino que además, está abierta al debate y permite al espectador reflexionar sobre ella. 

Seguir leyendo “Reina de corazones (2019) de May el-Toukhy : La gestación de un secreto familiar”

Juegos de verano (Sommarlek) de 1951 dirigida por Ingmar Bergman

“No creo que exista Dios, Y si lo hace, lo odio. Y nunca dejaré de oriarlo…lo odiaré hasta el día que muera” Marie


El clásico de Ingmar Bergman Juegos de verano de 1951 pertenece a la etapa “de contenido psicológico”, tal y como clasificó las películas de Bergman, realizadas entre 1948 a 1955, el estudioso bergamaniano Charles Moeller.

En “Sommarlek”, Bergman nos propone la historia de una bailarina de clásico ( ella es Marie, interpretado por Maj-Britt Nilsson), cuya vida es ordenada y poco pasional, pero que al recibir por correo un viejo diario, rememora la historia de amor que vivió un verano trece años atrás.


Aquí Bergman ya muestra algunos de los temas que serán recurrentes en futuras películas. A través de los recuerdos de Marie, nos enfrenta al miedo a la muerte, la pérdida de la inocencia de juventud, la familia como primera unidad de destrucción del individuo y, sobre todo, la construcción personal de muros y máscaras que nos ahogan e impiden conocer nuestra verdadera identidad.


La película está estructurada alrededor de paisajes que sirven de contexto a las reflexiones anteriores. El amor de los adolescentes amantes, Marie y Henrick, inmersos en una naturaleza hermosa, rodeados por un mar estival tranquilo y amable, y unidos por la desastrosa realidad familiar de ambos. Ella vive con sus tíos, un matrimonio mal avenido e incluso su tío, coquetea con ella, resultando ser un pésimo consuelo en situaciones desesperadas. Él vive con una anciana tía, que le recuerda constantemente la carga que supone para ella. 


La carrera profesional de Marie como bailarina, sumida en un oscuro camerino de un pequeño teatro. Ella reflexiona sobre la capacidad del arte para llenar una vida vacía de pasión, amor y compromiso. Una profesión que mantiene sus cuerpos adolescentes, pero sus rostros reflejan el paso de los años y las decepciones, la pérdida de los sueños y de la juevntud.


Al final de la película se produce una escena importante de Marie, frente al espejo de su camerino y como decía Charles Moeller:

“para el cineasta Bergman el espejo es un instrumento activo del conocimiento. Permite que uno se interrogue a sí mismo. No refleja juegos ya hechos, sino que, presentándonos la imagen de lo que tal vez somos, de lo que podríamos ser, ayuda a reflexionar sobre el sentido de la vida”. 

Ante el espejo Marie se pregunta sobre su identidad y los muros que ha construido en su interior desde aquel verano. Ella sigue maquillada de su personaje durante la danza y cuando entra el mago Coppelius ( Sting Olin) le dice : “No te atreves a quitarte el maquillaje ni a estar maquillada. No te atreves a quedarte ni a marcharte. Uno ve su vida con claridad una sola vez. Los muros que has construido a tu alrededor se derrumban. Te quedas desnudo y helado. Te ves a ti mismo por primera vez. No te atreves ni a vivir ni a morir”


Es en mi opinión, la búsqueda de la propia identidad, el tema más importante de ésta película y que Bergman tratará en casi todas sus películas, sobre todo, en su película “Persona”, que en su significado en latín, quiere decir máscara de actor o personaje teatral.


La fotografía en Blanco y negro, al igual que en Un verano con Mónica (1953) de Gunnar Fischer, es excepcional . La luminosidad del mar, la brisa de verano y la sensualidad de los jóvenes, contrasta con las escenas del camerino y del teatro donde trabaja Marie. 


Un verano de amor juvenil, lleno de pasión y sensualidad
Marie y Henrick, interpretados por Maj-Britt Nelsson y Birger Malmsten 
Un momento feliz de fresas silvestres, mar y juventud
Un amor juvenil inolvidable, la luz es radiante 
La vida ordenada y ausente de pasión, no es capaz de llenarla el arte
La reflexión sobre el paso del tiempo y la pérdida de la jueventud
Marie y el mago Coppelius 
La reflexión de Coppelius, sobre la búsqueda de la propia identidad
La metáfora del maquillaje y las máscaras 
Un final esperanzador de amor y compromiso

 

FICHA TÉCNICA

 

"Un verano con Mónica" de 1953 dirigido por Ingmar Bergman

“Quiero que el verano siga. Solo tu y yo” Monica

En cine hasta el amanecer, hoy traigo un film considerado visagra en la filmofrafia de Ingmar Bergman “Un verano con Mónica”, que se estrenó en Suecia el 9 de Febrero de 1953. Tuvo un gran éxito de crítica a nivel internacional, especialmente entre los jóvenes intelectuales que escribían en la ya prestigiosa “Cahiers du Cinema”. Godard diría : “Amar a placer, amar a morir...Un verano con Mónica es la primera película baudeleriana. Solo Bergman puede  filmar a los hombres tal y como las mujeres los aman, pero los odian, y a las mujeres tal y como los hombres las odian, pero las aman”.

La película guarda muchos parecidos con su anterior “Juegos de verano” de 1951, en realidad podría considerarse una prolongación de aquella. Aquí dos adolescentes de estocolmo, Harry Lund de 19 años que trabaja en un almacén de porcelanas (Lars Ekborg) y Mónica ( Harriet Anderson) de 17 años que trabaja en un almacén de vegetales, se conocen en un bar próximo y entablan una relación. Ambos de extracción humilde, viven una existencia asfixiante en sus respectivos trabajos y el ambiente familiar, sobre todo, el de Mónica, es un polvorín emocional. Con un padre alcohólico y violento y acosada sexualmente en el trabajo, Mónica necesita escapar de la realidad que le rodea. Harry, huérfano de madre desde la niñez y con un padre enfermo, se siente solo y maltratado en el trabajo.

Después de varios encuentros durante el lúgubre invierno en la ciudad, se enamoran y a comienzos de verano, duermen en la pequeña lancha del padre de Harry. La pasión que existe entre ambos, el hastío de sus respectivas vidas y la sensación de estar atrapados en una horrible realidad, les empuja a huir a una pequeña isla deshabitada. Ese verano pasan los momentos más felices de su vida, viven un apasionado idilio, cargado de erotismo. Cuando se acerca el fin del verano, se dan cuenta de que deben regresar a la vida sombría de la que querían escapar. Harry le dice a Mónica: “Monika we have to make something real out of our lives” , además Mónica está embarazada.

Bergman contó con un director de fotografía en estado de gracia, Gunnar Fischer, que utilizó la iluminación para expresar los distintos estados emocionales de la pareja. Así, la luz veraniega, cegadora, está asociada a momentos de felicidad, pasión, erotismo y esperanza. Dichos paisajes están rodados en la isla de Ornö en Haninge cerca de Estocolmo. Cuando comienzan los problemas en la pareja, la fotografía adquiere un aspecto inhóspito, sombrío, casi lúgubre. La brisa se transforma en gélido viento y la luminosidad desaparece, entre los edificios de la ciudad.

Pronto aparecen los problemas conyugales, temática tan recurrente en la filmografía de Bergman, así como un desencanto por el orden establecido que se traduce en una huida ética de Mónica a ninguna parte. Quizás como la huida de Ingrid Bergman en Stromboli

Coincido con algunos autores, que ven en éste film la unión entre el neorrelismo italiano de Rossellini y el realismo poético francés de Carné o Duvivier, para dar paso a un nuevo cine europeo, embrión de la Nouvelle Vague francesa.

Mención especial de la actriz Harriet Andersson, filmada de un modo pasional, con amor sensual, con juvenil ingenuidad y pureza. Realmente no hace falta ser muy sagaz para comprender que en aquel momento Harriet y Bergman eran amantes. Retrata un amor carnal, erótico, ardiente, irresistible y, por tanto, efímero, que solo puede vivir en el recuerdo

Harry y Monika se conocen en un bar
Los enomarodos tratan de huir de su asfixiante existencia
La felididad plena en su isla deshabitada
Harriet Anderson como Monika
Planos de gran sensualidad y erotismo
La mirada del deseo juvenil
El desafío al orden establecido
Cuando comienzan los problemas la luz cambia
La vida debe seguir y para simepre la pasión quedará en el recuerdo
Sorprende el desnudo integral de Harriet Anderson que escandalizó a Europa en 1953

 

FICHA TÉCNICA: 
 Director: Ingmar Bergman

 Guión :Ingmar Bergman, adaptación de la novela de Anders Fogelström 

 Fotografía: Gunnar Fisher

 Música: Erik Nordgren

 Productora: Svensk Filmindustri
 Reparto:  Harriet Andersson, Lars Ekborg, John Harryson, Georg Skarsted, Dagmar Ebbesen  

 

“Un verano con Mónica” de 1953 dirigido por Ingmar Bergman

“Quiero que el verano siga. Solo tu y yo” Monica

En cine hasta el amanecer, hoy traigo un film considerado visagra en la filmofrafia de Ingmar Bergman “Un verano con Mónica”, que se estrenó en Suecia el 9 de Febrero de 1953. Tuvo un gran éxito de crítica a nivel internacional, especialmente entre los jóvenes intelectuales que escribían en la ya prestigiosa “Cahiers du Cinema”. Godard diría : “Amar a placer, amar a morir...Un verano con Mónica es la primera película baudeleriana. Solo Bergman puede  filmar a los hombres tal y como las mujeres los aman, pero los odian, y a las mujeres tal y como los hombres las odian, pero las aman”.

La película guarda muchos parecidos con su anterior “Juegos de verano” de 1951, en realidad podría considerarse una prolongación de aquella. Aquí dos adolescentes de estocolmo, Harry Lund de 19 años que trabaja en un almacén de porcelanas (Lars Ekborg) y Mónica ( Harriet Anderson) de 17 años que trabaja en un almacén de vegetales, se conocen en un bar próximo y entablan una relación. Ambos de extracción humilde, viven una existencia asfixiante en sus respectivos trabajos y el ambiente familiar, sobre todo, el de Mónica, es un polvorín emocional. Con un padre alcohólico y violento y acosada sexualmente en el trabajo, Mónica necesita escapar de la realidad que le rodea. Harry, huérfano de madre desde la niñez y con un padre enfermo, se siente solo y maltratado en el trabajo.

Después de varios encuentros durante el lúgubre invierno en la ciudad, se enamoran y a comienzos de verano, duermen en la pequeña lancha del padre de Harry. La pasión que existe entre ambos, el hastío de sus respectivas vidas y la sensación de estar atrapados en una horrible realidad, les empuja a huir a una pequeña isla deshabitada. Ese verano pasan los momentos más felices de su vida, viven un apasionado idilio, cargado de erotismo. Cuando se acerca el fin del verano, se dan cuenta de que deben regresar a la vida sombría de la que querían escapar. Harry le dice a Mónica: “Monika we have to make something real out of our lives” , además Mónica está embarazada.

Bergman contó con un director de fotografía en estado de gracia, Gunnar Fischer, que utilizó la iluminación para expresar los distintos estados emocionales de la pareja. Así, la luz veraniega, cegadora, está asociada a momentos de felicidad, pasión, erotismo y esperanza. Dichos paisajes están rodados en la isla de Ornö en Haninge cerca de Estocolmo. Cuando comienzan los problemas en la pareja, la fotografía adquiere un aspecto inhóspito, sombrío, casi lúgubre. La brisa se transforma en gélido viento y la luminosidad desaparece, entre los edificios de la ciudad.

Pronto aparecen los problemas conyugales, temática tan recurrente en la filmografía de Bergman, así como un desencanto por el orden establecido que se traduce en una huida ética de Mónica a ninguna parte. Quizás como la huida de Ingrid Bergman en Stromboli

Coincido con algunos autores, que ven en éste film la unión entre el neorrelismo italiano de Rossellini y el realismo poético francés de Carné o Duvivier, para dar paso a un nuevo cine europeo, embrión de la Nouvelle Vague francesa.

Mención especial de la actriz Harriet Andersson, filmada de un modo pasional, con amor sensual, con juvenil ingenuidad y pureza. Realmente no hace falta ser muy sagaz para comprender que en aquel momento Harriet y Bergman eran amantes. Retrata un amor carnal, erótico, ardiente, irresistible y, por tanto, efímero, que solo puede vivir en el recuerdo

Harry y Monika se conocen en un bar
Los enomarodos tratan de huir de su asfixiante existencia
La felididad plena en su isla deshabitada
Harriet Anderson como Monika
Planos de gran sensualidad y erotismo
La mirada del deseo juvenil
El desafío al orden establecido
Cuando comienzan los problemas la luz cambia
La vida debe seguir y para simepre la pasión quedará en el recuerdo
Sorprende el desnudo integral de Harriet Anderson que escandalizó a Europa en 1953

 

FICHA TÉCNICA: 
 Director: Ingmar Bergman

 Guión :Ingmar Bergman, adaptación de la novela de Anders Fogelström 

 Fotografía: Gunnar Fisher

 Música: Erik Nordgren

 Productora: Svensk Filmindustri
 Reparto:  Harriet Andersson, Lars Ekborg, John Harryson, Georg Skarsted, Dagmar Ebbesen  

 

"Un sabor a Miel" de 1961 dirigida por Tony Richardson

Es una película perteneciente al breve movimiento cinematográfico inglés, que se desarrolló a finales de los años cincuenta y principio de los sesenta y es conocido como Free Cinema.

“Un sabor a Miel” de 1961 está dirigida por Tony Richardson . Nos muestra la vida de una madre y una hija de clase baja , que viven en los suburbios de Manchester, una ciudad industrial, sucia e insalubre.

El retrato es de un realismo sin concesiones, nos muestra el alcoholismo de la madre, el sexo adolescente, el aborto, la homosexualidad, las relaciones interraciales y una pobreza de la que es dificil escapar. 

Una película que te deja con el alma compungida por tanto abandono y desamor. Una frase que puede resumir el espíritu de la película:

“Mira eso, está muerto. Un poco de amor, un poco de placer, y terminas así. No pedimos la vida, nos arrojan a ella”. 

FICHA TÉCNICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 






“Un sabor a Miel” de 1961 dirigida por Tony Richardson

Es una película perteneciente al breve movimiento cinematográfico inglés, que se desarrolló a finales de los años cincuenta y principio de los sesenta y es conocido como Free Cinema.

“Un sabor a Miel” de 1961 está dirigida por Tony Richardson . Nos muestra la vida de una madre y una hija de clase baja , que viven en los suburbios de Manchester, una ciudad industrial, sucia e insalubre.

El retrato es de un realismo sin concesiones, nos muestra el alcoholismo de la madre, el sexo adolescente, el aborto, la homosexualidad, las relaciones interraciales y una pobreza de la que es dificil escapar. 

Una película que te deja con el alma compungida por tanto abandono y desamor. Una frase que puede resumir el espíritu de la película:

“Mira eso, está muerto. Un poco de amor, un poco de placer, y terminas así. No pedimos la vida, nos arrojan a ella”. 

FICHA TÉCNICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.