La buena esposa (The Wife, 2017) : El cuento de un engaño arrogante

Tal vez The Wife no sea la mejor película realizada en 2017, ni tampoco la más comercial, pero es la película que nos ha devuelto a la mejor Glenn Close desde aquel maravilloso personaje que encarnó en The singular life of Albert Nobbs (2011) o como una abogada sin escrúpulos en la serie de TV Daños y perjuicios de 2009. No porque esta gran actriz nos hubiese abandonado de forma voluntaria, sino porque según sus propias palabras:

“Ser actriz es la profesión menos segura del mundo. Una nunca sabe de dónde vendrá el próximo trabajo, por eso elige lo que puede y no siempre lo que se quiere. Lo que sí es cierto es que mis apuestas han sido siempre muy subjetivas. Soy capaz de trabajar con cualquier director y arriesgarme con cualquier actor,  si sé que tengo un gran director, pero con la historia no, con eso no juego”

Y es cierto que Glenn Close ha sabido elegir bien sus papeles.  La buena esposa, es una película dramática de 2017 dirigida por Björn Runge, escrita por Jane Anderson y basada en la novela del mismo nombre de Meg Wolitzer. La escritora, una neoyorquina de origen judío, ha conseguido llevar a la pantalla grande otras dos novelas Esta es mi vida (This Is My Life, 1992), con guión y dirección de Nora Ephron y la película para televisión realizada en 2006, Surrender Dorothy.

En la novela The Wife, Wolitzer utiliza la voz de Joan Castleman para contarnos la historia de sus cuarenta años como esposa, desde el momento en que conoce a Joe en los años 1950 y mientras nacen sus hijos, él consolida su carrera literaria. 

Cuando su marido consigue el prestigioso y codiciado Premio Nobel de Literatura, emprenden un viaje a la capital sueca ya que los premios se conceden en una ceremonia celebrada anualmente en la Sala de Conciertos de Estocolmo, seguido del banquete en el Ayuntamiento de la ciudad el 10 de diciembre, fecha en la que Alfred Nobel murió. 

Meg Wolitzer consigue retratar con inteligencia y habilidad la vida y sentimientos de una mujer que ha realizado sacrificios muy importantes para conseguir la vida que ella creía que quería y que, después de cuarenta años, es incapaz de seguir ocultando su secreto casi inimaginable.

La adaptación al cine de esta, en apariencia, sencilla historia ha sido llevada a cabo por el director sueco Björn Lennart Runge, que se caracteriza por focalizar como tema en sus películas, el maltrato físico y psicológico a la mujer en la sociedad actual. Un casi desconocido director para nuestro público, pero que lleva trabajando en cine desde los 20 años, siendo ayudante de Roy Andersson, entre otros.

Viendo la película pensé ¿cuántas veces habrán ocurrido en realidad estos hechos? Me viene a la cabeza la historia de la directora de cine Yuliya Ippolitovna Solntseva (1901-1989) que vivió su carrera profesional a la sombra de su esposo, el famoso director de cine ucraniano Alexander Petrovich Dovjenko (1894-1956) hasta que después de quedar viuda, cuando filmó en solitario, se vio que había más cine de Yuliya en las películas de Dovjenko que viceversa. 

No es muy diferente la historia de la protagonista de The Wife a la de la directora rusa Yuliya Solntseva: ambas sacrificaron sus vidas personales para apoyar a sus maridos, incluso a costa del reconocimiento de su propia creatividad.

Si os apetece leer más, entrad en : 

La buena esposa (The Wife, 2017) : El cuento de un engaño arrogante

FICHA TÉCNICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.